Sur

La Región Sur es un capítulo aparte dentro de Brasil. Su diversidad geográfica y cultural la hacen un lugar único y multifacético que atrae a visitantes de todo el mundo, en cualquier época del año. Además, es la segunda más rica del país y sus índices sociales se asemejan a los de Europa del Este.

Distinta, ecléctica y de gran riqueza, así es la Región Sur de Brasil en todos sus aspectos. Desde su naturaleza hasta su cultura. Es como una gran vitácora que sorprende a medida que vamos ingresando en su interior.

Las tierras del sur brasileño son famosas por sus extensas y paradisíacas playas abrazadas por el Atlántico. Pero en su interior el paisaje presenta imponentes montañas, cañones, extensos campos y praderas, cascadas y cataratas, siendo parte de estos escenarios las matas de araucarias y pinares, los bosques de coníferas y los verdes pastizales.

Los afluentes del río Paraná atraviesan en toda su superficie al estado homónimo que integra la región. Uno de los más extensos es el río Iguazú, el cual en el límite con nuestro país forma las famosas Cataratas del Iguazú, maravilla natural mundial que hermana a argentinos y brasileños. Pero el río Paraná le ha dado aún más a la Región Sur y ello es la Represa de Itaipú, construida justo en el límite con Paraguay y donde este río desciende en la meseta de Guarapuava. Esta majestusa obra permite generar energía para los dos países que la comparten y es la más grande y potente de occidente.

La capital catarinense ofrece buenos hoteles y posadas, restaurantes, shopping, aeropuerto internacional y una agitada vida nocturna.

Pero el sur es mucho más que playas y ofrece múltiples destinos y propuestas durante todo el año.

Las Sierras de Río Grande del Sur y de Santa Catarina, cualquiera sea la estación elegida para visitarla, presentan múltiples propuestas.