Sudeste

Brasil es considerado como principal destino turístico internacional y de América del Sur.

Destaca por los paisajes que ofrece desde el Cristo de Corcovado o el teleférico de Pan de Azúcar. Las playas de Ipanamea y Copacabana. La arquitectura peculiar de Oscar Niemeyer que se expresa en la Catedral de Brasilia y el Museo de Arte Moderno de São Paulo.

Además, es reconocida por brindarle al turista las mejores atracciones nocturnas en ciudades como Río de Janeiro y Sao Paulo.

Esta región es el territorio que sirve de transición entre la región Nordeste y la región Sur. Para definir esta división fueron usados criterios como afinidad socio-cultural y semejanzas naturales, tales como el relieve, clima, vegetación y el tipo de suelo.

La región Sudeste es altamente urbanizada (90,5%), y abriga las tres áreas metropolitanas más importantes del país alrededor de las ciudades de São Paulo, Río de Janeiro y Belo Horizonte, además de agrupar el mayor grupo electoral del país.