Costa del Este

En el Mar Argentino, las playas del Partido de la Costa se suceden las unas a las otras con características que permiten individualizarlas. El balneario Costa del Este, conocido como el del millón de pinos, crece a pasos agigantados desde su fundación en 1966. Está ubicado a 352 kilómetros de la Capital Federal y tiene como vecinos a Mar del Tuyú y Aguas Verdes.

Sus inicios desérticos quedaron atrás gracias a la decisión de sus primeros pobladores de forestar con pinos, álamos y eucaliptos, y fijar las dunas que dividen el litoral marítimo de la ciudad. Costa del Este guarda la calidez del antiguo pueblo de calles de tierra, aunque sus avenidas céntricas hayan sido asfaltadas para darles algo más de prestancia.

Las playas son el atractivo principal del verano; son extensas y más o menos anchas de acuerdo con los cambios que producen las mareas durante el día. Con solo pasar varias horas recibiendo los rayos del sol, tomando baños de mar, jugando a la pelota y realizando caminatas enérgicas, la jornada está cumplida.

Además, existen paseos ineludibles como un trekking o bicicleteada por la Reserva Forestal o la realización de deportes náuticos en el lago artificial, donde se puede pasar el día bajo la sombra. Hay parrillas para hacer un asado en familia y entretenimientos para todos.

Casas de fin de semana se suman a las de alquiler que, en temporada de verano, suelen completarse por familias que eligen la villa por su ritmo calmo y donde todo está cerca. Lo agreste original de la zona combina con el confort que se espera para unas vacaciones sin sobresaltos.

Las galerías comerciales, las casas de comida, cafeterías y comercios de artesanías son el punto de encuentro tras el día de playa. La vida nocturna no es la de las grandes ciudades pero hay entretenimientos, shows musicales y encuentro de amigos junto a una cerveza bien tirada..